11:26 a. m.
1
Amor, sexo,  rencores y antagonismo con la ciudad, se volvían un solo discurso de múltiples voces. 



Habitar la poesía es sencillo cuando el objeto de la existencia tiene un yo no se qué que te mantiene alerta a lo sublime. Esta, la primera edición del Festival de Poesía de Maracaibo, buscó no solo mostrar el trabajo literario de reconocidos autores como Rafael Cadenas, Jackeline Goldberg y Eleonora Requena, sino también compartir las voces de la nueva generación. Con participación de Falcón, Táchira, Caracas, me parece importante destacar que casi un 90% de los asistentes difícilmente llegaban a los 30 años de edad, mas de la mitad eran menores de 25, los números son alentadores cuando se trata de poesía.


 …hablaron un poco de Ginsberg y los poetas fumadores de marihuana, de las prostitutas y de café.



Amor, sexo, viejos rencores y antagonismo con la ciudad (Caracas, Maracaibo, etc), se volvían un solo discurso de múltiples voces en cada recital. Poetas jóvenes en dos grupos, poesía erótica por mujeres de oscuro vestir, lecturas sinfónicas y palabras de apertura, que de haber salido de otras bocas, seguramente habrían sido demasiado protocolares. 

Vale destacar, que Maracaibo y el Estado Zulia por completo, sufre de una deficiencia de poesía a la que se pretende hacer frente con este festival; Jesús Ángel Parra  y Luis Perozo Cervantes quienes han llevado a cuestas las responsabilidad de este evento desde comienzos de año dejan asentado una nueva etapa para la poesía zuliana y nacional.

Feeback literario es a mi gusto, la mejor definición de lo que por espacio de tres días, sucedió entre la Biblioteca Pública y la boheme del casco central marabino. Tenemos cita para el año próximo, es tiempo de hacerle puesto en la agenda a Maracaibo como encuentro formal de poetas.

______________
Notas de la autora:

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Esta entradita está bien pobre para lo que fue el festival. Es como ir ver una película y decir: "estaba buena, la trama, los efectos, las tipas, los tipos, la fotografía... ladillaba en la mitad, pero el final estuvo chevere. Ojalá y saquen la dos". Además, a la Pao ni la vi por tooeso. Para escribir una reseñita más decente hace falta como más discurso crítico, no sé... Qué pasa con los boss acratas?